LA ANSIEDAD

En este momento estás viendo LA ANSIEDAD
  • Autor de la entrada:
  • Categoría de la entrada:Blog_Publico

El termino ansiedad proviene del vocablo alemán Angst. Freud fue el primero en trasladarlo al terreno de la psicología y en definirlo como un trastorno afectivo.

 

La ansiedad es una reacción desencadenada por emociones como el miedo a que uno mismo, un área importante en su vida o personas muy queridas estén en una situación de peligro real, simbólica, imaginaria o  incluso desconocida.

¿Qué es la ansiedad? ¿Cómo se modula?

 

El termino ansiedad proviene del vocablo alemán Angst. Freud fue el primero en trasladarlo al terreno de la psicología y en definirlo como un trastorno afectivo.

 

Tras mi experiencia profesional y mi dedicación al estudio de este término, coincido con los compañeros que comentan que la ansiedad es una reacción desencadenada por emociones como el miedo a que uno mismo, un área importante en su vida o personas muy queridas estén en una situación de peligro real, simbólica, imaginaria o  incluso desconocida. En esta reacción pueden existir tres factores:

 

– Fisiológico.

– Cognitivo.

– Motórico, también llamado conductual.

 

Podríamos definir como estímulo desencadenante de la ansiedad el miedo a estar en peligro real, imaginario, simbólico o desconocido.

 

El miedo nos ayuda a protegernos de peligros reales, por lo que el miedo bien entendido es un mecanismo de protección y defensa. El problema surge cuando en algunas circunstancias lo único que hace es entorpecer la posible solución al problema, generando problemas más graves de los que podría solucionar. A esto último se llama ansiedad patológica.

 

Pero…¿Cómo se modula y se genera la ansiedad?

 

Un estímulo “miedo a …” desencadena una serie de reacciones también llamados síntomas que se pueden diferencias en:

 

Fisiológicos:

 

– Vasomotoras: rubicundez o palidez facial.

– Intestinal: diarrea.

– Secretoras: sudoración, lagrimeo.

– Renal: poliuria.

– Musculares: espasmos.

– Circulatorios: taquicardia, cambios tensionales.

– Respiratorios: taquipnea, disnea

 

Cognitivo:

 

En relación a la reacción cognitiva, es de interés tanto la propia interpretación del sujeto sobre miedo a estar en peligro, como, su interpretación de las reacciones fisiológicas y motoras que se observa, combinada con las experiencias vitales y el contexto.

 

Motórico:

 

– Lucha,  huida,  paralización, movimientos repetitivos, comer en exceso, fumar…

 

He aquí un breve esquema, de factores que modulan la ansiedad:

 

 

Lo que hace el miedo es activar alguno de los tres factores citados.

 

Por ejemplo: me sube el pulso, pienso que estoy nervioso, empiezo a auto observar si lo estoy o no con preocupación, empiezo a sudar, a respirar rápido…

 

Todos estos síntomas van uniéndose y retroalimentándose aumentando nuestro nivel de ansiedad, hasta que llaga un punto que el cuerpo se prepara para responder a un gran peligro que no existe, y es entonces donde aparecen los síntomas más característicos de la ansiedad. Presión en el pecho, sensación de ahogo, angustia, pánico…

 

Recomendaciones:

 

Conductas:

– Alimenticias: Disminuir o eliminar sustancias que contengan cafeína y/o teína.

– Deportivas: Hacer un deporte saludable acorde con la edad.

– Drogas: Eliminar el consumo de drogas.

– Medicamentosas. Tomar solo la medicación que haya prescrito el profesional.

– Adecuar mis respuestas a las situaciones que generan ansiedad.

– Realizar técnicas de relajación.

– Dejarse guiar por los especialistas.

 

Cognitivas:

– Conocer que es la ansiedad y cuáles son los mecanismos que la modulan.

– Aprender a identificar sintomatología física y su relación con las emociones.

– Aprender a identificar las situaciones, pensamientos y/o emociones que generan ansiedad.

– Regular la capacidad de autobservación (disminuir la hipervigilancia)

– Aprender a cambiar pensamientos ansiosos por otros más adecuados.

– Entrenar la flexibilidad cognitiva.

– Aprender a dar, recibir y emociones positivas.

Deja una respuesta